Pages - Menu

lunes, 23 de julio de 2012

Fiesta fin de curso

El pasado jueves hicimos la fiesta de fin de curso de la escuela infantil de la peke. Se nos propuso a los padres que hiciésemos alguna actividad tipo: danza, cuentacuentos, teatrillo, taller... tanto para padres, como para los pekes y sus hermanos.

Pensando, pensado, me decidí a llamar a una amiga que es profesora de música, para ver si tenía algún tipo de canción o danza para hacer con los niños, que fuese divertida, y su respuesta fue muy buena y al cabo de unos minutos, a través del mail, me envió unas cuantas músicas. Me dijo lo que hacía en cada una, pero también me dijo que cambiara todo lo que quisiera. 

Entonces pensé en combinar varias cosas: música, danza y juego, sobretodo para que los niños estuvieran muy entretenidos y contentos en la que era su fiesta de fin de curso. Me inventé un cuento en el que yo había ido de visita a un país en el que unos seres invisibles les gustaba mucho hacer fotos y que si bailábamos con la música de las fotos y con la ayuda de los papás, nos sacarían unas fotos muy chulas. La música duraba un minuto y poco y mientras sonaba se iba parando haciendo el ruido de una cámara de fotos.

En la segunda canción debíamos ir de puntillas o de talones, para intentar que los seres no nos oyeran y probar si podíamos verlos, jajaja, nos reimos mucho, y los papás flipando. Con el embarazo y mis movimientos "de ballenita", no sé si reían más de las payasadas que yo hacía o de los pekes. Pero a mi me da igual. 

Y en la última me inventé que a los seres de éste país les gustan mucho las estrellas. Anteriormente en casa, había preparado unas "estrellas fugaces". Os cuento cómo las hice:

Materiales: Papel pinocho de colores, hilo, sal y tijeras

Elaboración: cortar dos rectángulos de papel pinocho. Llenarlos de sal y colocar las cintas de colores de papel por encima y hacer un "paquetito" con todo. Atarlo con un hilo largo y con varias vueltas y nudos. 
Coger por el extremo del hilo y dar vueltas en el aire. Parece una estrella fugaz o cohete, o lo que se quiera dependiendo de la imaginación...
 Fue todo un éxito, los papás contentos y los niños más que es lo que me importaba de verdad. El bicho me dijo que las profesoras me miraban con una cara de admiración y de estar muy contentas con la actividad. ¡Para mi ese fue el mejor reconocimiento! (ya sé que está mal que lo diga yo pero alguna palmadita en la espalda hay que darse de vez en cuando). Que aunque no lo creais echo de menos el estar trabajando con los pekes, mejor dicho disfrutar de sus aventuras diarias, que una es educadora tanto cuando está trabajando como cuando está en el paro.

P.S.: Fui la única mamá que pensó en hacer algo para los pekes y su fiesta de final de curso. Los otros ni cantaron una canción, ni contaron un cuento, ni na de na... no sé si por vergüenza o por pereza, pero creo que podrían hacer algo al menos para sus hijos y amiguitos. ¿Qué pensais?

1 comentario:

  1. Aún mi chiqui no va al cole, pero me encantaría involucrarme en todas sus actividades y ser creativa, espero que haya gente con ganas y con ilusión en hacer este tipo de cositas.

    Me ha encantado la idea de la estrella fugaz, es chulísima, ya estoy comprando papel pinocho para hacerla yo en casa.
    A mi niño le encanta coger con cordeles cositas, tiene muchos muñecos suyos con un cordel atado para llevarlos de paseo, si nos vieras por el pueblo paseando un cocodrilo que tiene con su cuerda....la gente se parte de risa.

    Sería interesante que todas las madres les pusieran las mismas ganas a las cosas, pero siempre las hay más tranquilonas que otras y pasan, a ver qué gente me toca a mi...

    En fin, un besazo y que me han encantado tus ideas.

    ResponderEliminar