Pages - Menu

martes, 16 de septiembre de 2014

Volviendo a las rutinas


Después de un verano largo con los niños puedo decir que he sobrevivido a estar 24 horas, desde el 15 de Julio hasta el 15 de septiembre, con los niños. Hemos hecho muchas cosas, desde ir a la playa, comidas y cenas con amigos y familias, ir a mercados y ferias hasta estar días tranquilos en casa.

Pero las rutinas son las rutinas. El empezar el colegio es un estrés: compras de material, batas, marcar la ropa, preparar las bolsitas... pero una vez empezado es una pasada el poder tener un ritmo y un orden. Los niños lo agradecen y las mamás un pelín más jijijijiiiii...

Este inicio de curso para mí ha sido especial, ya que al fin me he sacado el título de Educadora Infantil. A falta de las prácticas y del proyecto de final de estudios, puedo decir que ahora ya tengo un título más en mi currículum. 

Para la peke también ha sido especial, ya que ha vuelto a ver a sus amiguitos del cole y jugar con ellos. Estaba emocionada el viernes pasado cuando empezó, el ver que iba a la clase de cuatro años y que era mayor, jijijijiii... Tiene la misma profe que el año pasado, cosa que creo que está muy bien porque les aporta seguridad y empiezan con menos estrés el nuevo curso.

El enano también ha estado muy bien. Él empezó el martes pasado y no tuvo que hacer adaptación en la escuela infantil, ya que poco le faltó para decirme: "Adiós mamá. No te vas ya?" Juas, juas... Es de agradecer que no lloren ni tengan problemas de adaptación, pero no me podrían echar un pelín de menos? buaaaaaaahhhhh!!!

Los dos tienen una bolsita nueva: la peke una de Peppa Pig y el enano una de George Pig, que en verano estaban a 6 euros en el Mercadona. Son muy prácticas, ya que caben las fiambreras de la merienda dentro y las cuatro cosas que necesitan, sin tener que apretujar los trastillos dentro. 

Esta semana el bicho tiene unos días libres y aprovechamos para hacer salidas diferentes con los niños. Esta tarde mismo nos vamos a la playa un rato para aprovechar los últimos días de verano (o eso espero...), porque calor hace para dar y regalar. 

Esperemos que el curso siga igual o mejor de cómo ha empezado....

lunes, 15 de septiembre de 2014

El enano ya no duerme en cuna

Ha llegado el día, mejor dicho la noche, en que el enano ha pasado de dormir en su cuna a su cama.

Compramos una cama tren, en las que las dos camas de los pekes están una encima de la otra, pero sin ser literas. Esta vez ha sido el bicho que se los ha llevado a los dos a dormir. Estaban los dos tan emocionados con el cambio que no se podían dormir. 

En esta ocasión lo he llevado mejor, que cuando fue el cambio de la peke de la cuna a la cama, que no podía parar de llorar.

El bicho se ha quedado de guardián de la morada hasta que los dos se han dormido. La peke le decía, "papá vete", para poder jugar con su hermano en el suelo de la habitación, cosa que no le ha hecho ninguna gracia al papi...

Pero ahora ya hace casi una hora y media que duermen tranquilamente en sus respectivas camitas, soñando con los angelitos. Otro gran paso en la pequeña vida de nuestros enanos...


viernes, 8 de agosto de 2014

El por qué de los gritos

Son muchas las veces que me propongo no gritar a la Peke y al Enano, ya que soy de las personas que piensa que no por gritar más nos escuchan más.

Una vez, hace poco tiempo, me leí en algún sitio que los corazones que se quieren se susurran porqué están cerca, empatizan y se aman. Los corazones que discuten se gritan porqué parece que no se escuchan y que el corazón no escucha si no es con la voz más elevada.

Con mis hijos suelo ser muy calmada, incluso cuando se discuten, pelean o no se ponen desacuerdo, suelo dejar que sean ellos mismos os que resuelvan sus diferencias, antes de intervenir. Son muchas las veces que ellos mismo resuelven sus pequeños conflictos, pero cuando ya veo que las situaciones pasan a mayores, no me puedo resistir e intervengo.

Las personas que están a mi alrededor dicen que cómo puedo tener tanta paciencia y tanta energía para estar con ellos todo el día. Les digo que lo que hago es hablar mucho con ellos, intentar que cada cosa que hago sean ellos los primeros, es decir pasar sus prioridades a las mías. Aunque a veces las cosas no pueden ser siempre así. También les digo que en casa muchas veces (más de las que quisiera), pierdo la paciencia y les llamo la atención.


No hay truco, hay sentimientos, amor y una manera diferente de educarlos. 

Pero, como ya he dicho, llegan los gritos... De los que no me siento orgullosa, ni pienso que sea lo mejor para nadie, ni para ellos porqué muchas veces no entienden la causa, ni para mí, ya que después me siento mal.

Nuestros días transcurren con normalidad, y a primera hora de la mañana no hay gritos, ni peleas, ni ningún tipo de enfrentamiento. Me he fijado que llegan en momentos puntuales, cuando llegamos al final del día y ni ellos ni yo estamos igual de frescos que por la mañana. Llegan cuando, después de un día entero con ellos, no he tenido ni un minuto para dedicarme a mi misma, a mis hobbies, a mis estudios, a mirar un programa de la televisión que me gusta (ya que en casa, el 95% del tiempo que miramos la tele son dibujos, el 4% programas de motor que le gustan al Bicho y el 1% restante es para ver un trocito de algún programa o película que me gusta a mí).

La mayor parte de mi tiempo se lo dedico a ellos: jugar, leer cuentos, pintar, pasear, visitar a amiguitos suyos o recibir visitas en casa, escuchar música, hacer manualidades, talleres, divertirnos, cantar, soñar, ... Y cuando algún día quedo con alguien la mayoría de veces los niños vienen conmigo. No es que reclame más tiempo para mí, ya que mis hijos son mi vida, mi gran amor y mi pasión. Pero creo que la causa de los gritos llegan por no tener otro tipo de distracción que no sean ellos o que estén ellos implicados.

Los gritos los bloquean y pienso que a la larga no sirven de nada ya que llegan a formar parte de la vida cotidiana y lo único que consigues es que tengan un mal ejemplo y que ellos salgan gritones. Consigues el llanto por su parte, el desconcierto, el miedo y el desconsuelo. Si miramos que con lo gritos, no se consigue el objetivo que estamos buscando, que es que dejen de hacer alguna cosa, pues no sirve de nada más que de ponernos más nerviosos nosotros y a ellos.

Mejor explicarles lo que hacen mal, o lo que no hacen como nosotros esperamos, y sobretodo cómo deben hacerlo. El ofrecerles una alternativa a su actuación y el pedirles el porqué de su comportamiento, nos ayudará a entenderlos mejor. Nuestra actitud y manera de hacer, el saber si estamos cansados, agobiados por el trabajo, si hemos tenido un mal día por el motivo que sea, por las circunstancias personales que nos rodean, nos ayudará a canalizar nuestras actuaciones y sobretodo nuestros gritos...

Si nuestra salida de tono nos ha hecho actuar de forma incorrecta con ellos, el pedir perdón por nuestra parte tampoco nos hará daño. El saber pedir perdón, hará que nuestros hijos vean que los adultos también nos equivocamos y rectificamos nuestras malas actuaciones, ellos tarde o temprano también lo harán.

Ahora mismo el Enano tiene 21 meses y la Peke 3 años y casi 10 meses. Son pequeños, pero son espejos en los que reflejamos nuestras actuaciones. Así que seamos un buen modelo en el que reflejarse.

jueves, 7 de agosto de 2014

Fiestas populares


Vivimos en un pueblo en el que las fiestas populares empiezan a mitades de Julio y no terminan hasta finales de Agosto, aunque con periodos intermedios de descanso.

Este año ha sido un año especial para mi, porque como ya conté anteriormente, soy la presidenta de la apima (asociación de padres y madres de alumnos) del colegio al que va la Peke y la secretaria y tesorera de la Apima de la escuela infantil del Enano. Lo que hacemos, entre otras cosas es organizar la fiesta infantil para unos 150-170 niños de edades comprendidas de los 0 a los 12 años aproximadamente.

En esta fiesta tenemos que buscar actividades, talleres y entretenimiento para dos horas largas, en las que los niños se lo pasen genial. Al ser un equipo novato he pedido ayuda a personas que han participado anteriormente en la organización. La gran mayoría han venido y otros, que no nos quieren ni ver en pintura ni han dicho nada. Pero a estos ni caso.

También he movilizado a la asociación de jóvenes, que nos han ayudado muchísimo tanto en la organización como estando en la animación de los niños. Lo que pretendía era que todos: padres madres, niños, jóvenes,  gente de más edad y todos los que quisieran participar, encontraran un hueco para poder hacerlo. Que se sintieran importantes y responsables del taller del que se ocupaban.

Creo que lo más importante, es que los niños lo pasaron genial y con organización y buen rollo las cosas salen rodadas.

Hicimos diferentes talleres:
- Espacio de 0-3 años:
Maracas con envases en forma de huevo, arroz, cucharas de plástico, adornadas con gomets.
Un mural pintado con dacs y maiz
Espacio chill-out con tatamis cubiertos de tela, libros para leer y que los papis pudieren estar sentados cerca de sus bebés.

- Epacio de 4-12
Dos castillos hinchables con toboganes de agua: uno más pequeño y otro mayor para los niños con más edad, con monitores.
Taller de pulseritas de goma
Taller de pintar bolsas de tela
Taller de modelaje de plastilina especial que se endurece con el contacto con el aire.
Taller de maquillaje de cara
Taller de juegos tradicionales: tirar latas con pelotas, bolos, carreras de sacos, saltar a la cuerda, limbo, ...
Taller de pesca de patitos con cañas.

El éxito total se lo llevaron los castillos hinchables y permitieron desmasificar los otros talleres, que cada año quedaban pegados, por lo que me cuentan.

Pero una de las cosas que me reconfortan es que muchas, pero muchas personas, entre ellos el regidor de educación, el de cultura y el de fiestas, me han dado la enhorabuena personalmente y me han dicho  que sin exagerar es la mejor fiesta infantil que se ha preparado y organizado durante los últimos 20 años. La verdad es que ha llevado mucho trabajo, pero con buen hacer y ganas de pasarlo bien las cosas salen mucho mejor, aunque yo tenga que organizar y coordinar a muchas personas, lo hago porque me gusta y sin esperar nada a cambio. Sólo con esta palabras me siento muy, pero que muy útil.

Incluso me han dicho que me tendría que presentar de alcaldesa del pueblo que seguro que ganaría jajajajaaaaa (eso ya ni me lo pienso juas!!!)

miércoles, 6 de agosto de 2014

Qué bonito sería poder volar!!!


Hoy estoy un poco tristona, recordando a los que no están a nuestro lado, pero si están en nuestro corazón, recuerdos, imágenes y sueños. 

Qué bonito sería poderles dedicar unos minutos. Simplemente estar a su lado, sentir su olor que aun recordamos en nuestra mente, su ser a nuestro lado, su presencia. 

Contarles que nuestra familia va creciendo y que tenemos a dos peques que a la vez de ser pequeños y hacen sus trastadas, son dos niños sanos, alegres y la alegría de casa. Son geniales!

Para todos ellos, sobretodo mi suegrita, abuelos y tíos, comparto esta canción con vosotros para que os podáis unir al recuerdo de todas aquellas personas que nos han dejado en la tierra y se han ido a volar...

El enigma de la crema

La casa en la que vivimos tiene dos plantas y entre otras habitaciones, tiene un lavabo en la parte de abajo y un baño completo en la planta superior.

La peke ya es lo bastante mayor, para subir y bajar las escaleras sola, e incluso ir al baño sola. Ahora empieza el turno de autonomía para el enano. Cuando preparo la comida y está casi lista les digo que vayan a limpiarse las manos solos, con las consecuencias que ello conlleva. Pero creo que es una tarea que pueden resolver sin problemas. Pero...

NOOOOOOOO

Se pierden en la imensidad de las ganas de investigar todos los potingues, botes, cajitas y cosas propias que tenemos en el baño. El enano tiene una obsesión con la crema solar facial que tenemos allí. Cada vez le doy la oportunidad para que sólo vaya a limpiarse las manos, pero pilla el tubo de la crema y se pone por todos los sitios, entre ellos la boca...  cosa que nos crispa bastante a mi y al bicho.

No sé que tendrá la dichosa crema que le tiene enganchado jajajaja

Lo más fácil sería retirar todos los productos y dejar únicamente el jabón de manos, los cepillos de dientes y el dentífrico, o acompañarlos a limpiar las manos o los dientes. Pero confío en que entre ensayo, error y explicándoles cada vez que eso no se puede usar de forma irresponsable, algún día lo aprenderá... O eso espero jijiji

Le hemos dicho a la enana que cuando vea que su hermano hace algo que no debe nos lo tiene que venir a decir y no pillar la justicia por su mano, que también se las trae juas!!!

viernes, 18 de julio de 2014

Educarles sin miedo al fracaso

Muchos de nosotros no queremos que nuestros hijos fracasen en ningún campo de su vida: escolar, emocional, personal, ... Pero el fracaso forma parte del aprendizaje. Los fracasos que mis hijos pueden tener ahora mismo son pequeños, pero no por ello menos importantes.


Los errores nos permiten aprender y los fracasos nos hacen cambiar las experiencias, para que la próxima vez que hagamos algo escojamos otras estrategias para hacerlo y así no fracasar de la misma manera. Así que el fracasar en sí mismo no es algo negativo, sino que lo negativo es el cómo encajamos en nuestras experiencias el propio fracaso, y poder encontrar la manera positiva de solucionar algo en concreto encontrando el fin positivo a todo.

En general los juegos y aprendizajes de mis propios hijos son a través del juego y de las relaciones interpersonales. El fracaso tiene unas consecuencias positivas hacia un aprendizaje significativo. Mi hija por ejemplo busca y rebusca estrategias para terminar los puzzles en casa. Le encanta hacerlos (50, 80, 100, 150 piezas) pero para realizarlos de forma exitosa tiene que tener "fracasos" al ver que una pieza que ha cogido no la puede encajar con otra que ya tiene colocada. Es entonces cuando tiene que buscar otra para poderla colocar en el sitio adecuado. Al final los termina y se siente orgullosa de su éxito.

Los fracasos del enano son menores, el tener que subir o bajar una escalera sin ayuda es un reto para un niño de 1 año y medio. Pero para aprender tiene que caerse, volverse a levantar y buscar el porqué se ha caído, para en el próximo escalón no volverse a caer.

No recrearnos en el fracaso más de lo que sea suficiente, ya que provoca sentimientos y emociones negativas para que sean ellos mismos y autosuficientes para resolver el reto. Lo importante es ver la parte positiva al fracaso, como una cosa normal en su vida.

Algunos "consejos" para liberarlos del miedo al fracaso son:
- No sobreproteger a nuestros hijos delante del fracaso.
- Saber buscar el porqué del error.
- Hacerles ver que el fracasar nos hace fuertes y nos abren la mente para buscar las estrategias alternativas. Nos hacen creativos y con la mente abierta. Nos enseña a ser personas estratégicas.
- Les capacita para enfrentarse a la madurez fuerte ante las adversidades.
- Les hace reflexivos: ¿Qué ha pasado?, ¿Por qué ha pasado así?, ¿Cómo puedo solucionarlo?, ¿Qué capacidades tengo para poder superarlo?, ¿Sé solucinarlo por mi mismo?
- Los mayores también fracasamos y eso deben verlo ellos.
- El castigo y las reprimendas no ayudan a superar los fracasos. Con ellos temerán al fallo y no serán capaces de afrontar la realidad. Vivirán en una mundo ficticio y no serán creativos para buscar las estrategias oportunas para buscar la solución.

Así que no temamos a fracasar y enseñémosles desde muy pequeños cómo pueden hacer las cosas, una vez ellos lo hayan probado y si son ellos mismos los que nos piden ayuda. No adelantemos el fin, dejemos que experimenten a través del juego y de las experiencias.

jueves, 17 de julio de 2014

No me entiendas. ¡Quiéreme! Sólo así me entenderás

Muchas veces creemos que por el mero hecho de ser padres tenemos la razón absoluta, sobre lo que opinan nuestros hijos y usamos demasiado la dictadura en lugar de la democracia.

Nuestros hijos son personitas que están aprendiendo muchas cosas en muy poco tiempo. Mi hija mayor tiene ahora mismo tres años y medio y a pasado de no moverse en la cuna a correr como una loca de lado a lado. Y mi hijo ha pasado del llanto desconsolado al llanto un poco más controlado. Al ser un bebé de alta demanda la verdad es que lo pasa un poco mal con los cambios bruscos e inesperados.

Acompañarlos en sus fracasos y ayudarlos a conseguir sus metas, compartir sus triunfos y sus penas. Avanzarles lo que va a pasar, saber lo que van ha hacer en cada momento, les ayuda a planificar y adelantar acontecimientos.

A nosotros nos funciona muy bien. El día que les adelantamos lo que vamos ha hacer y cómo se tienen que comportar, refiréndome a dar besos al entrar y cuando nos despedimos de la familia, cuando vamos con amigos y sus hijos también les explicamos lo qué haremos.

Pero cuando el cansancio asoma y cuando no han podido hacer una siestita, aunque sea corta, se ponen insoportables. Es entonces cuando más hablamos con ellos, les aportamos toda la paz y serenidad que podemos, aunque el Goliat del cansancio asoma más veces de las que queremos. Es una guerra que sabes que vas a perder, pero al menos intentamos no perder la calma ni exigirles más de lo que sus pequeños cuerpos pueden aguantar.

En la mayoría de ocasiones aguantas carros y carretas, pero a veces pierdes los nervios ya se su cansancio se une con el tuyo y haces cosas que no querrías hacer, como pegarles un grito o cogerles de la mano y estirarlos. Tengo que decir que eso ocurre cuando ya no puedo más y para darles un toque de atención a su mal comportamiento.

Pero lo que nunca, nunca, NUNCA hago es pegarles. El pegar lleva a un mal ejemplo para ellos, y luego serán ellos los que pegarán... Aunque no ven el ejemplo de pegar en casa, la peke tiene unas manos voladoras muy importantes y reparte más tollinas de las que debería. El enano al llenársele las narices, también reparte. Eso me desmotiva y entristece, incluso a veces no sé cómo actuar, no le doy importancia a su mal comportamiento, o les regaño y le doy más importancia de lo que se merece?

Nosotros les damos mucho cariño, amor, mucho diálogo y palabras más que gritos, ya que eso es lo mejor para todos. Hablamos todos por los codos, e incluso a la hora de comer/cenar nos interrumpimos unos a los otros y casi tenemos que ir dando turno de palabra para contar lo que queremos jajajajaaaa... Ellos también tienen cosas que decir, sienten la necesidad de explicar sus experiencias, logros, penas... Y nosotros por ser más mayores no tenemos más derecho ni más razón que los pequeños.

Nosotros nos equivocamos igual que ellos y el aprendizaje es compartido, ellos a ser hijos y nosotros a ser padres, que no es una tarea nada fácil. Vale más un abrazo ahora que una pelea a los quince años... El comprender sus necesidades y darle solución a sus problemas con amor se soluciona mucho mejor. Si les entiendes ellos te responderán mejor.


miércoles, 16 de julio de 2014

El video más motivador que he visto hasta ahora


Acabo de ver este video y me he quedado impresionada con las verdades que dice. Nadie más que tu puede conseguir el éxito en tu propia vida. Y no es cosa de dos días, ni de un mes, ni de un año. Simplemente pon todas tus energías en algo y seguro que recogerás los frutos. Tu pones los límites, las barreras para seguir adelante y nadie más que tu te conoce mejor.

Lo de "no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy", cuántas veces lo habré oído y habré reflexionado sobre ello. Pero... me pongo muchas barreras y siempre hay algo que me queda pendiente para mañana, porque mis fuerzas me fallan, me desanimo, me pierdo en las dudas, miedos... 

Pero al oir a este chico me he dado cuenta que no existe peor enemigo que uno mismo, y si los que están a tu lado no pueden/quieren ver mi mano pidiendo ayuda, pues yo tengo la otra mano para seguir escalando y subiendo... El éxito está en la constancia y sobretodo en uno mismo.

"Sólo te hace falta un momento de locura y decir: lo voy ha hacer. Porque en el momento que tu decidas que vas ha hacer algo, es el momento en que lo vas ha hacer realidad".

martes, 15 de julio de 2014

Empiezan las vacaciones

Hoy es el último día de escuela de verano de la peke. Ahora sí que empiezan las vaciones de verano de verdad.

Por delante nos quedan dos meses de risas, juegos, talleres, salidas, playa o piscina, alguna que otra bronca y enfados. Pero hoy empezamos con la primera actividad. Nos vamos al cine a ver "Campanilla. Hadas y piratas" con una amiga del cole. Nos vamos la pele, su amiga y yo.

Mientras el enano se queda en casa de otro amiguito a jugar. Así todos entretenidos.

Palomitas, chuches y peli. Una tarde ideal para empezar el verano. Y sobretodo estaremos fresquitas, dentro del cine. A ver qué tal se nos da esto de ir al cine con amiguita... Es nuestro estreno así que espero que nos vaya bien jijijiji


domingo, 1 de junio de 2014

Nos vamos de boda... sin niños


Dentro de una semana nos vamos de boda... y sin niños! Alguno/a pensaréis, que bien sin niños. Pero yo estoy en una situación agridulce.

Se casan dos amigos nuestros. Él es amigo del bicho desde niños y junto a otro amigo, son los tres mosqueteros. De ella me hice amiga a partir de mi segundo embarazo. No nos vemos casi nada, más que nada porque ella se encuentra en las canarias y nosotros en las baleares, pero siento que tenemos una conexión muy especial.

Son de aquellas personas de las que no sabes nada, de repente entran en tu vida y parece que nos conocemos desde siempre. Al estar yo embarazada por segunda vez y ella por primera, hizo que me pidiera muchas cosas., y yo encantanda de poder ayudarla. Su preciosa niña nació en noviembre y nuestro enano en octubre. Así que seguimos todo el proceso casi casi juntas.

Nos han invitado a su boda en Santander. Con lo que primero dije era de ir de viaje los cuatro y aprovechar para juntarnos las vacaciones. Con lo que al pasar los días y viendo los precios que nos parían por viajar los cuatro, te hacen plantear y cambiar las cosas.

Le comenté a mis padres la situación y mi madre no se lo pensó dos veces y me dijo, yo me quedo con un niño y a ver si encuentras a alguien que se quede con el otro...  En un principio pensé que mis suegros se quedarían con el otro crío, pero mi suegra me dijo: "bueeenooo siiiii, pero que tendría que pedir días libres de sus vacaciones y que.... bla, bla, bla...". En definitiva que si pero con reservas para no decir un no directamente, y cuando a mi me dicen un pero lo entiendo todo a la primera. Mi cuñado y padrino de la peke, tampoco se podía hacer cargo, por los turnos que tienen tanto el y su novia en el trabajo.

Mi hermana se enteró y me dijo: "pues me dejas al otro a mi. ¡Sin problemas!" Pero... cambio de planes. Cuando ya teníamos los billetes comprados a mi madre la operan de la cadera y no se puede hacer cargo de la peke. Unos buenos amigos nuestros se quedan con ella. Haciendo malabares con las manos atadas, hemos conseguido que la madrina los vaya a buscar al cole y repartirlos entre las dos casas. Mil gracias a todos!!!

Si lo piensas es una diversión: boda, salimos el viernes por la mañana hasta el domingo por la tarde,  cenas, amigos, fiesta, bailoteo, vestirse de gala... Pero... estaré pensando en los dos pekes los voy a echar de menos. Parezco un poco boba y mis amigos me dicen: "Disfruta de todo, no te preocupes de nada. Los niños estarán bien" Eso lo sé y estoy segura de ello. Aunque para mi va a ser un poco difícil separarme físicamente tanto de ellos.

Sé que los van a cuidar muy bien y no les va a faltar de nada. Que ellos también disfrutarán de estar en compañía de otros niños e incluso se los llevarán de excursión. Pero son mis pekes y los quiero a rabiar. Como dijo en su día la princesa del pueblo: "Yo por mis hijos MA-TO" jiijijijijiii

jueves, 29 de mayo de 2014

Ups...


La gente cuando me conoce, la verdad no sé lo que piensa, pero tampoco es que me importe mucho, o si?

Hay personas que caen bien por naturaleza, porque son extrovertidas, simpáticas, amables, guapitas... Yo soy yo, simplemente. Con mis cosas buenas y otras no tan buenaza, que a unos gustarán más y a otros menos, pero soy auténticamente yo. Durante muchos años de mi vida, he sido lo que han querido que fuera. Me refiero a mis padres, que no que me dejaron ni escoger la carrera que quería estudiar. Empecé mis estudios de magisterio a regañadientes, ya que mi verdadera pasión es el arte, la expresión artística en todas sus vertientes. 

En un principio les dije que quería estudiar historia del arte o bellas artes en la universidad pública. Mi madre lo primero que me dijo fue: "¿Estás loca?, ¡¡¡Cómo vas a estudiar esto!!!" y mi padre, siempre mirando al futuro de lo que él quería que fuera añadió: "¿Has pensado en las salidas profesionales y laborales que tiene esto?". Me tiraron todas mis ilusiones al suelo y terminé entrando en la universidad privada estudiando magisterio de infantil.

Después de tres años estudiando allí, decidí dar un giro. No es que el sitio no me gustara, de hecho conservo a todas mis amigas y nos vemos para tomar cafetillos o merendolas. Pero giró porque el bicho y yo decidimos casarnos. A falta de cinco asignaturas y varias de las que tenía aprobadas eran con matrícula de honor, por mis cojones, dejé la carrera a medias, sólo por hacer lo que yo quería de mi vida y que los otros decidieran por mi. Aunque no sea profesora titulada, me siento profesora, que eso quede claro. Sólo son cinco asignaturas.

Llevaba trabajando desde los 16 años en una academia de repaso, como profesora y muchos de mis alumnos ahora son personas con carrera y ganan un pastón y cuando me ven por la calle me agradecen el tiempo que compartimos juntos. Pero para mi el dinero no lo es todo.

Ahora mismo estoy preparando los exámenes del técnico superior en educación infantil, que es el equivalente a magisterio, pero en la pública, y de la rama de formación profesional. Sólo me quedan cuatro asignaturas para tener el título, pero estoy de los nervios. Apretando las últimas tuercas para que todo salga bien. No por ser de formación profesional es más fácil que magisterio...

Realmente no estoy estudiando lo que siempre he querido, pero el haber empezado en esa rama, supongo que me devolvió a ella. El bicho siempre me dice: "Termima esto y luego haz lo que quieras. Pero en la sociedad en la que vivimos sin título no puedes ir a ninguna parte" Y tiene su parte de razón, pero pienso en lo que quiero y no es eso...

Últimamente siento que la gente me dice cómo tengo que hacer las cosas y ya me están tocando las pelotillas. Unos opinan que porqué me meto en las asociaciones de padres de mis hijos, otros el porqué estoy estudiando, otros el porqué no me pongo a trabajar, otros el porqué quiero montar una empresa, otros el porqué digo que el enano es muy movido... y no sigo por que me pongo enferma.  Pero nadie, absolutamente nadie me pide que es lo que realmente quiero. Supongo que sólo ven a una persona activa, metida en muchos embolaos. Pues señoras y señores lo hago porque me gusta, y punto!

Como he dicho antes: para mi el dinero y el tener un título no lo es todo. Prefiero poder estar estos primeros años de la vida de mis hijos, con ellos y para ellos. Si entre medias puedo hacer algo más pues lo hago. "El dinero no lo es todo, pero ayuda a mejorar", como me dice el bicho. Pero mientras pueda vivir haciendo mis apaños y equilibrios en la família, lo seguiré haciendo.

A lo mejor si que me importa lo que dice la gente... jijijijiji

P.S.: Por cierto desearme suerte para los exámenes que los tengo la semana que viene.

Besitos!

Cosas que no se pagan con dinero

Hay cosas que tienen un valor económico, pero que no se pagan con dinero y me explico.

El bicho y yo nos casamos hace 12 años. Como estábamos más pelados que nada, y tampoco contábamos con la ayuda de nadie para podernos casar y hacer un fiestón, pedimos un préstamo al banco. Lo hemos estado pagando durante 10 años, que se dice pronto. Pero nuestro fin lo conseguimos, que era el de pasar el resto de nuestra vida juntos y ser lo último que viésemos cuando nos íbamos a dormir y lo primero por la mañana al despertar.

Suena muy ñoño, pero es así. Nos podemos enfadar, reñir, discutir... Pero lo que no podemos hacer es irnos a dormir sin decirnos a diario: "Buenas noches. Te quiero". Eso conlleva el haber hecho las paces de lo que haya pasado durante el día y empezar cada día de cero.

Al casarnos, y como iba diciendo, elegimos a un fotógrafo que nos hizo una fotos bastante impresentables, por no decir otra cosa. Pero como era profesional y dentro de los profesionales, era bastante económico, confiamos en él para que ese día quedara inmortalizado y muy chulo. Pero no fue así, basta que os cuente que el álbum lo teníamos tirado por ahí y no se lo enseñamos a nadie. Cuando alguien nos pedía ver las fotos, lo que hacíamos es enseñarle las que os habían hecho nuestros amigos y nada más.

Pues doce años más tarde, una de mis mejores amigas, confidente y hermana de corazón, nos ha hecho el mejor de los regalos. Ha estado durante dos años recopilando fotos, escaseando, photoshopeando, colocando... del día que nos casamos y nos ha regalado un álbum hoffman precioso.

Lo más importante no es el álbum en sí mismo, sino todo el cariño, el amor y la dulzura que le ha puesto en cada una de las páginas. En todas hay algún detalle que para nosotros significa algo. Incluso me pidió mi vestido de novia, zapatos, el traje que llevó el bicho, corbata... y se fue un día al sitio dónde nos hicieron las fotos del preenlace y le hizo una sesión de fotos, incluyendo hasta las invitaciones y anillos. Y en las dos últimas páginas ha puesto otro detallado: diez años después... y fotos con nuestros pekes. Un lujo exquisito.

Esto si que es algo que tiene un valor económico, pero que para nosotros no nos bastará todo el dinero del mundo para podérselo pagar. 

El amor, sólo con amor se paga!


miércoles, 28 de mayo de 2014

¿Juegas?, Siiiiiiii. Técnica de la tortuga.


Ayer por la tarde los dos pekes de la casa disfrutaron de jugar juntos, y por primera vez los vi interactuar como dos hermanos que se divierten jugando.

Ahora mismo la peque tiene tres años y siete meses y el enano tiene un año y siete meses. La que lleva la voz cantante a la hora de proponer algún juego es la peke, pero el enano también quiere decir la suya. Hay momentos de discusión y conflicto, pero cada vez son menos...

En casa tenemos una casita de plástico en la terraza (que es del enano), y un castillo de tela en la sala (que es de la peke). Cada uno tiene su refugio y su lugar de relajación, juego libre y uno no puede entrar en el lugar del otro sin pedir permiso y que el otro le deje. Usamos la técnica de la tortuga que podéis ver lo que es aquí y aquí

Mi sorpresa vino cuando los dos estaban como motos sin freno y a todo gas. Pensé me espera una tarde movidita. Como el enano es muy movido y contagia a la peke, me estoy estrujando las ideas para que se acaben las discusiones, conflictos y demás. Entonces pensé en no intervenir en lo que hacían, sólo estar de observadora de su comportamiento y sólo intervenir en los momentos más críticos: cuando de puedan hacer daño.

Parece que me fue bastante bien, porque ellos mismos resolvían sus propias "broncas" y "peleas". En un momento la peke llamó al enano para que se metiera con ella en el castillo. Allí jugaron casi media hora, haciéndose cosquillas, riendo, contando historietas y con una relación muy abierta y divertida. 

Se lo pasaron genial los dos juntos y de rebote yo, que pude estar un rato sentada en el sofá disfrutando de sus carcajadas y juegos. Luego para celebrarlo hicimos entre los tres un pastel para papá. Nos lo pasamos pipa ensuciándonos de harina, chocolate, probando, mezclando... 

Espero que sean muchos más los días de disfrutar de sus juegos, diversiones y caricias. Lo mejor de todo cuando los dos vienen corriendo para abrazarte, te llenan de besos y abrazos y dicen: "¡Te quiero mucho, mamiiiiii!" 

viernes, 23 de mayo de 2014

Se muerde las uñas

Llevamos cosa de unas semanas que la peke se muerde las uñas. Es algo a lo que no le había dado la importancia que a lo mejor tendría que haberle dado, pero la otra tarde le miré sus manitas con detenimiento y... ¡Vaya desastre de deditos que tiene!

Se está quedando con media uña y la punta del dedo se le empieza a deformar. Ayer en el coche me decía: Mami!!!! Mira que uñas más largas que tengo! Y la verdad es que largas, lo que se dice largas no están. Más bien parece que tiene choricitos en lugar de detritos con uñas.

Depués de estar pensando que és lo que podíamos hacer para que no se mordiera las uñas ayer me armé de valor y le compré el mordex. Una laca de uñas transparente que sabe a rayos (lo sé porque lo probé y su sabor es asqueroso).

En un principio no soy muy partidaria de ponerle nada, pero la manía de comerse las uñas y de ponerse las manos a la boca cuando está muy concentrada, despistada o lo que sea me ha hecho tomar esta decisión. El botecito en cuestión ha costado nada más y nada menos que 10 eurazos, pero si se le tiene que quitar la manía de las manos a la boca, bien invertidos están Ahora, como se acostumbre al sabor como ya me han dicho... mal vamos.

Sabeis algún otro remedio? Lo digo para ir pensado en otro tipo de soluciones...



jueves, 15 de mayo de 2014

Toc, toc!!! ¿Hay alguien por aquí?

Dos semanas de reflexión. "Carpe diem" "Vive el momento"

Hace una semana falleció un niño de 7 años en el colegio de la peke. No tenía ninguna enfermedad, estaba sano, y hace una semana lo veíamos corriendo por las calles de nuestro pueblo, haciendo carreras con su hermano y con sus amigos. Poniéndose la ropa de su padre y haciendo bromas con su família, con el cambio de ropa de los armarios.

Un infarto cerebral se lo llevó. Pero su padre nos dijo unas cuantas cosas que creo que siempre me quedarán grabadas en la mente para siempre. Él vive en cinco niños ahora. Han donado sus córneas y un niño ve por sus ojos, sus válvulas cardíacas, sus riñones y su hígado también están el los cuerpecitos de otros niños. Su madre sin apenas poder articular palabra, nos agradeció nuestro apoyo y nos dijo que tienen un angelito que los cuida desde el cielo. Que es por él por el que pueden levantarse cada día, porque el pequeño les ofrece su sonrisa inconsumible.

"Seguimos navegando por el mismo mar, pero con diferente barco"

Hace tres días falleció el hermano de una gran y siempre amiga mía. Nos conocimos en la universidad y desde el año 1998 en el que empezamos, hemos tenido nuestros encuentros, momentos en los que nos veíamos cada día y otros en los que no nos hemos visto tanto, pero que aunque el tiempo haya pasado siempre hemos mantenido el contacto. Su hermano falleció de forma inesperada, víctima de un accidente de tráfico del que no tuvo la culpa. 

Simplemente salía de trabajar de madrugada, y la muerte se cruzó en su camino, dejado a una esposa y a dos niños de 5 y 9 años sin su presencia, sus padres sin un hijo y sus hermanos sin su calor. 

El otro día alguien muy cercano, me contaba que si le damos la vuelta a la tortilla y vemos que su vida ha terminado porque ya han hecho todo lo que tenían que hacer en esta vida, el dolor es más llevadero. Pero las heridas profundas en el corazón son muy difíciles de cicatrizar, y siempre dejan huella. Cuesta asumir que el camino de una vida sólo dura 7 o 43 años. Cuesta mucho tragar de esta bebida tan amarga y encima poner buena cara.

La pérdida de un ser querido ya es muy dolorosa. Pero si además es de golpe y se trata de un hijo... No tiene consuelo. Son pocas las palabras que puedes decir para consolar a los padres, hermanos y familiares en general. Son pocos los huecos que puedes rellenar en sus corazones, cuando tienen un agujero tan grande que sólo se llena de lágrimas.

Pero una cosa sí que me ha enseñado estos días es que desgraciadamente la muerte nos une a todos. Se dejan de lado las gilipolleces, las tonterías, los pensamientos dispares y que tantos dolores de cabeza y malos rollos y discusiones absurdas nos trae. Entonamos todos la misma canción, unimos nuestros corazones y nos hacemos fuertes poco a poco.

Son tantas las cosas que tenemos que aprender, son tantas las personas hermosas que tenemos a nuestro alrededor, son tantas las cosas de las que sentirnos agradecidos, que es imposible vivir la vida sin querer, sin sentir y sin amar. Aprovechar cada día, cada minuto y cada segundo que pasáis con los vuestros, porque nunca sabemos lo que pasará mañana.




Reto: Perder peso. Semana 2

Semana 2: No me doy por vencida

Propoints diarios: 33     
Extras semanales: 49      Consumidos: Más de los que debería
Actividades deportivas: 35 min de media diaria caminar


Peso perdido: 100 grs 
Peso ganado: 0 grs

Semana imposible. Mucho trabajo, muchos líos por mi cabeza, poca concentración o tiempo para poder pensar en los menús que me tengo que hacer. A veces le hago un atraco a la nevera, sin pensar en lo que me como. Por ese motivo, he desprovisto a la nevera de sus armas más "dañinas" para mi. Pero el bicho las vuelve a comprar... Oh! Dios mío. 

Al menos he perdido 100 grs. También he perdido una batalla, pero la victoria será mía. He pensado que como me pongo muchos retos y mi manera de ser hace que los quiera realizar a corto plazo, pues que voy a proponérmelo a largo plazo. Lo mejor de todo es ir perdiendo peso y no recuperarlo. Y si esto consiste en que a veces la dieta es imposible trabajarla día a día, y por unas circunstancias o las otras la vida nos da un revés pues asumir que es un reto, SI, pero sin fecha de realización, sólo mantenimiento.

Cuando lo que me rodea esté en calma me podré centrar en lo que hago y en cómo lo hago. Como se dice en mi tierra, "poc a poc i amb bona letra", Despacito y con buena letra, sin perder el ritmo ni perder la calma por no conseguirlo en poco tiempo.


lunes, 5 de mayo de 2014

Reto: Perder peso. Semana 1

He pensado ue en lugar de escribir doblemente todo lo que hago, tanto en la aplicación móvil como en el blog, lo que haré será un resumen semanal. Más que nada porque el tiempo libre que tengo es escaso.

Semana 1: Una lucha

Propoints diarios: 33      Consumidos:  33
Extras semanales: 49      Consumidos: 20
Actividades deportivas: 30 min de media diaria caminar
Peso perdido: 500 grs
Peso ganado: 0 grs

Son muchas las tentaciones que tenemos a diario y pocas las ganas de cocinar, pero al ver el resultado de la semana te entran ganas de seguir adelante. Siempre es más fácil recurrir a la comida para llevar en los restaurantes, pero más son los kilos que no perdemos o incluso que ganamos. Intentar cocinar en casa o dejar la comida del día siguiente por la noche.

No es mucho el peso perdido, pero menos es nada. A ver si la semana que viene va un poco mejor.


martes, 29 de abril de 2014

Reto: perder peso!

DIA 2: Un caprichito

Propoints diarios: 33      Consumidos:  33
Extras semanales: 49      Consumidos: 0
Actividades deportivas: 40 min caminar
Podómetro:  4 propoints        
Tentaciones: Patatas chips (me he comido 3 puñados, jijijiji)

Desayuno:
- 1 café con leche normal y dos cucharadas de azúcar
- 1 panecillo pan payés
- Boquerones en vinagre
- Un chorrito de aceite
- Un tomate entero
- Una pizca de sal
- 2 vasos de agua
Comida:
- Pechuga de pollo a la plancha
- 3 puñados de patatas chips
- Ensalada de: 2 alcachofas crudas, zanahoria y tomate
- 3 pizcas de sal
- 1 cucharadita de aceite
- 3 vasos de agua
- 1 café con leche normal y una cucharada de azúcar
Tentenpié:
- 1 manzana
- 2 vasos de agua
Cena:
- Ensaladilla rusa (sólo las verduritas hervidas)
- Mayonesa con ajo
- 2 vasos de agua

Hoy estoy más motivada que ayer y además me he dado unos caprichitos. Oleeeee!!!!




Celebrando

El sábado pasado fuimos a comer con mis suegros, ya que volvía de viaje y al bicho le apetecía ver a sus padres, algo normal, digo yo. La verdad es que desde lo que pasó en Navidad, me encuentro en una situación un poco difícil, ya que si fuera sólo por mí creo que hasta que no me hubieran pedido perdón a mi y a mis hijos... otro gallo cantaría. Pero este no es el caso ahora.

La cuestión es que después de comer nos fuimos de compras. Necesitábamos un aspirador y un microondas. Al hacer la compra nos dijeron que podríamos pagarlo a plazos durante 12 meses y sin gastos extra, pero haciendo un gasto mínimo de 300 euros.

Nos querían encasquetar un aspirador de la repera de 400 eurazos, al que yo renuncié de primeras, porqué el último que nos compramos fue un Dyson que valía un pastón, pero que nunca ha ido como esperábamos, oséase una mierda. Me negué a volver a gastarme un mogollón de pasta ahora y dentro de seis años otra vez. Así se lo dije a la dependienta. Nos hemos comprado un Ciclonic, sin bolsa, 2000w y dos filtros hepa. La verdad que de momento nos va muy bien.

El microondas fue más fácil. Otra dependienta no nos quería encasquetar nada, simplemente escuchó lo que necesitábamos y nos aconsejó entre varios modelos. La decisión final fue nuestra. Un microondas con grill de color plata. Nos lo traerán en unos días a casa ya que no lo tenían en stock.

Pero con todo esto no llegábamos a los 300 euros para poder pagar a plazos. Así que el bicho me dijo,: ¡Feliz día de la madre!, y la consecuente cara de gilipollas que se le queda a una cuando no sabe de que va el tema. Me quería comprar la tan ansiada Kitchen Aid, que a muchos os sonará a chino y a otros les sonará a gloria. Es una máquina para hacer tartas y pasteles. Mejor dicho es LA MÁQUINA. Pero su precio también es bonito.

Así que por mucho que me dedique ha hacer pasteles y tartas, no pienso gastarme ese dineral en una máquina. Pero el bicho me hizo una reflexión: ¿Cuánto tiempo hace que no te compras nada para ti? ¿Cuánto tiempo hace que no te dejas regalar nada para ahorrar? Añadió que me compraba para el día de la madre uno de estos robots para hacer pasteles. No es que la máquina haga todo el trabajo sola, ya que tienes que poner los ingredientes como se supone, pero ya no tengo que estar con la mini batidora de mano, aguantando todo el tiempo y haciendo equilibrios cuando tengo que poner algún ingrediente.

Y es que a parte de hacer masas, tiene un montón de accesorios: picador, emulsionador, vaso batidor,  rallador, movimiento planetario, ... No es la más cara del mercado pero a mi ya me basta para hacer infinidad de cosas.

A muchas les parecerá un regalo muy poco práctico, pero a mí ¡me encanta!. Gracias bicho, peke y enano. Ya la he usado y en pocos minutos tienes un merengue genial. Muakas familia ¡Os quiero!


lunes, 28 de abril de 2014

Mi reto: Perder peso de una vez!

Hace unos meses que empecé con la dieta de weight matches, la de los puntos. Tengo que decir que funciona, pero antes de navidad decidí dejarla, primero porque venía fiestas en las que eran difícil combinar el cerrar la boca y no caer ante la cantidad de comida que te ponen delante.

Por una cosa o la otra no he vuelto a empezar, y he vuelto a coger algunos kilillos, que hablando de mí ya son demasiados.

Así que hoy he vuelto a empezar y la manera que he pensado que me puede ir bien para seguir es escribiendo lo que hago y lo que siento al hacerla. ¿Me ayudáis con mi reto?

Así que allá voy;

DIA 1: ¡Vaya asco de día! 

Propoints diarios: 33      Consumidos: 32
Extras semanales: 49      Consumidos: 0
Actividades deportivas: caminar: 30 minutos al paso más ligero que yo puedo en estos momentos: Puntos ganados: 2 
Podómetro: 6 propoints
Peso: indescriptible         
Tentaciones: muuuuuchaaaaasss.....

Desayuno:
- 2 cafés con leche normal y dos cucharadas de azúcar
- 1 plátano
- 1 vaso de agua
Tentenpié:
- Zumo de piña
Comida:
- Arroz bastamti hervido (al que le pongo: laurel, ajo, un poco de sal, clavo y comino)
- Zanahoria rayada
- Maiz en conserva
- Atún en aceite escurrido
- Una cucharadita de aceite
- 1 salchicha tipo Frankfurt
- Una manzana
- 3 vasos de agua
Tentenpié:
- Melón
- 2 vasos de agua
- Zumo de naranja natural
Cena:
- Crema de calabacín 
- 2 cucharaditas de aceite
- Tortilla a la francesa
- Pimientos al horno
- 1/2 bolsita de tacos de jamón curado

Mañana será otro día... Buenas noches


martes, 22 de abril de 2014

Lo que está de moda

Todos nos acordamos de las cosas que hacíamos cuando éramos pequeños, pulseras de scooby-doo, coleccionar todo tipo de cosas: cromos de las series de moda, gomas de borrar, lápices...

Incluso hay veces que me acuerdo de estar horas y horas escuchando la radio para poner a grabar en las cintas de cassette las canciones que más nos gustaban. El rebobinar las cintas metiendo un boli bic en uno de los agujeros y darles vueltas... O en el VHS las series o dibujos que no podíamos ver en el momento en que las ponían. Lo aparatosos que eran los aparatos reproductores y/o grabadores. 


Os acordáis de los primeros ordenadores. El primero que entró en casa fue cuando yo terminé de estudiar aquello que se llamaba COU. De eso parece que han pasado siglos infinitos... Los disquetes enormes y la poca capacidad que tenían para almacenar documentos aquellas maquinotas enormes. Me acuerdo del ruido que hacían los primeros routers para acceder a internet y la cara de tontos que se nos quedaban cuando no conseguíamos conectar a la primera.

Qué recuerdos aquellos!

Hace unos días que la pele me viene con una cosa que no sabía lo que era y me dice quiero una pulsera como esta. Ein?!?!?! Y ese cacho de goma encajado uno dentro del otro es una pulsera. Además no estaba ni entera. Entonces le pregunto: Cariño, ¿qué es esto? A lo que me contestó con cara de mamá no te enteras de nada, estás anticuada...: Mami ¡es una pulsera de gomitas!

Así que por la noche en casa cuando la casa estaba en silencio, pillo el ordenador y pongo pulsera de gomitas y Oh, my God! Encontré un mundo de páginas en las que se referían a las misteriosas pulseras. Aquí y aquí hay un montón de ideas y aquí las venden online a muy buen precio. 

Si no habéis entrado en el mundo de las pulseras de gomitas... Preparaos que viene fuerte! Seguro que en todas las casas en las que viven niñ@s pequeños hay en algún lugar dos tenedores enganchados con celo y gomitas para hacer las pulseritas.


lunes, 21 de abril de 2014

El spray anti-monstruos

Hace una semanas que nos han salido los monstruos por casa. Más bien lo que oye la peke que le cuentan, tanto en la familia como los amigos...


Una noche no se quería ir a dormir porque decía que había monstruos en su habitación, debajo de su cama, dentro del armario... incluso decía que estaban delante de ella y a ver si yo no los veía. Al ver que la situación seguía durante un rato, decidí usar un infalible spray anti-monstruos, que los asusta a todos y no vuelven nunca más!

Entonces me fui a la habitación a buscar una de las colonias que te regalan y nunca te llegas a poner, aunque te encanta el olor pero no dura nada. Si esas que tienes abandonadas en el fondo de la estantería y tachaaannn un infalible repele monstruos!

La verdad es que le ha ido muy bien. Sólo hemos sacado el spray dos veces y no han vuelto los monstruos... por ahora y que dure!


miércoles, 2 de abril de 2014

Una canción para cambiar el mundo!



A veces me pasa que me emociono con las cosas, pero esta canción me ha hecho saltar las lágrimas, pensando que muchas personas siguen creyendo que la música no sirve para nada, que la música no une, y tantas otras barbaridades que están de moda en nuestros tiempos.

Os animo a escucharla, no sólo con los oídos. Acompañarla con la vista, poner el corazón en cada gesto en cada uno de los compases. Dejaos llevar por su ritmo, incluso atreveos a levantar el culo de la silla y bailad. Acabareis moviendo los labios, pronunciando su letra o incluso pegando golpecitos en la mesa para acompañar a estos músicos callejeros, que a simple vista pasaríamos por su lado y a veces ni nos pararíamos a ESCUCHAR e incluso ni les dejaríamos una moneda en su sombrero. 

Juntos hacen una obra increíble, genial, espectacular!

Paraos un momento y si podeis compartid los 5,26 minutos que dura esta canción con la persona que teneis a vuestro lado, con una copa de vino en la mano y simplemente escuchando, y diciéndole "STAND BY ME, I STAND BY YOU" "quédate conmigo, yo me quedaré contigo". incluso coged a vuestro hijo en brazos y bailad con él/ella, si queréis. 

Dejad que su ritmo os invada el corazón, cerrando los ojos y luego mirad cómo os sentís: bien, ¿no? Pues ese sentimiento de felicidad, bienestar, incluso con ganas de volver a escucharla una y otra vez, es lo que quieren que nuestro hijos no sientan en las aulas, ya que piensan que la música no sirve para nada...

La música se queda en el colegio.... no en la LOMCE!


"A dream you dream alone is only a dream.
A dream you dream together is a reality."
John Lennon

viernes, 28 de febrero de 2014

Las cosas son así

Cuando tienes un hijo al que el médico cuando lo vio por primera vez en su consulta, dijo que era un niño de alta demanda, lo explicas a tus familiares y amigos y su respuesta es nula o simplemente te dicen: estos médicos no saben que inventar, cuando llevas dieciséis meses explicando la misma historia, cuando dices que es un niño que llora mucho, grita más y nos pone a mil a todos los miembros de la familia, cuando tus padres y suegros te dicen que no es para tanto, cuando tus amigos te cuentan que es un niño muy mono, muy simpático y sociable, cuando como madre y educadora en lugar de jugar con tu hijo lo estás "analizando", cuando...

Llega un momento en el que claudicas. Tus fuerzas llegan a un límite. Simplemente ¡no puedes más!

Intento vivir mi vida al cien por cien, ya que desgraciadamente hace tres años que me rompí un pie, me echaron a la calle y durante seis meses estuve sin poderme mover, sin poner el pie en el suelo y pensando que me quedaría coja de por vida. En ese momento me dije a mi misma: si algún día puedo volver a caminar bien, sin ayuda, ese día saborearé la vida a cada minuto, a cada segundo.

Y entonces te "priva" del disfrute de la vida tu propio hijo, creado en el amor en tus propias entrañas, y que no puede estar ni contigo ni sin ti. Le tienes en brazos llora, le sueltas llora, le pides que quiere llora, juega solo o con su hermana y llora, ... Sólo no llora cuando duerme, que gracias a Dios duerme toda la noche del tirón y por la tarde después de comer y si a él le va bien duerme una siesta. 

Entonces, cuando llevas todo este tiempo explicando que estás con este "problema", junto con otras cosas y que los que creías que eran tus amigos te dejan por el camino y simplemente ves que esa amistad no era tal amistad como tu creías, cuando ves que en lugar de intentarte ayudar te van sermoneando o incluso dándote la culpa a ti, piensas que la vida es la que es y que las cosas son así como vienen.

No puedes hacer que las personas sean como tu quieres que sean. Que a los hijos por mucho que les intentemos educar igual, no reaccionan de la misma manera. Ni que tus amigos, por muy amigos que creas que son, te presten la ayuda que tu esperas de ellos, ya que en un momento dado tu le has dado toda la ayuda y mucha más de la que te han pedido, sin horarios y sin esperar nada a cambio.

Hasta que llega una situación límite en la que vas con los amigos a cenar con los hijos y ven cómo está el panorama y te dicen: pues yo no creía que la situación fuera tan límite y que no sabía que lo estuvierais pasando tan mal ni que el enano fuera tan extremo. Te paras otra vez y piensas: llevo 16 meses diciendo lo mismo y por A o por B no me han escuchado. O cuando un familiar se te acerca o te llama y te dice durante la conversación, ¿pero el enano llora tanto? pero si es muy bueno...

Lo que no pienso hacer es cambiar mi manera de vivir porque otras personas (incluyendo a mi propio hijo) quieran que la viva según su parecer. Lo siento. Estuve 24 años viviendo con mis padres, acatando sus órdenes, rutinas y maneras de hacer. Ahora me toca a mi y si a mi me apetece ir a cenar con los amigos o a montarme una juerga, nadie me lo va a impedir.

Las cosas son así como yo quiero que sean. Acompañaré y respetaré a los que no opinen igual que yo, pero es así como me planteo la vida ahora mismo. Mi madre sigue con el cáncer y en una semana la operan de una necrosis, mi padre consumido por los nervios. Mi marido asqueado del trabajo, pero como es lo único que entra dinero seguro cada mes aguanta. Mi hija mayor adaptándose a la vida con muchos cambios. Mi hijo pequeño de alta demanda. Mis suegros y cuñados missing. Mi hermana viviendo una situación no muy agradable con su marido. Antiguos amigos que se pierden y nuevos amigos que entran de repente en tu vida con un aliento fresco. 

Y yo intentando sacar un negocio adelante, siguiendo estudiando TSEI, siendo madre a full-time, presidenta de la Apima del cole de mi hija, secretaria y tesorera de la Apima de la escuela infantil de mi hijo, la casa, el marido, los niños, ... Me queda poco tiempo para una misma. Pues ese poquito lo quiero disfrutar a mi manera, a mi ritmo y a mi rollo.

Encima dicen que no trabajo...

lunes, 24 de febrero de 2014

Primera fiesta de princesas


Llega el Carnaval y con él los disfraces. La pele tiene un disfraz muy bonito de princesa rosa, precioso, que le regalaron por su cumpleaños. Peeeeerooooo....

A ella le encanta disfrazarse, ponerse un montón de cosas por encima: en la cabeza, vestidos, zapatos del bicho y los míos y sobretodo que le pinten la cara. Creo que es el momento que más quieta se está cuando vamos a una fiesta y le pintan la cara. Además su color favorito desde siempre es el naranja, tiene una debilidad por él impresionante!

Encontramos un disfraz tipo princesa, con brillos, vuelo y todo lo que una niña de tres años puede desear y encima de color naranja!!!! Pues nada, que se lo compramos y ya se lo hemos puesto para ir a una fiesta de cumpleaños en la que todas las niñas iban de princesas, con sus capas, vestidos rosas, de blancanieves, y la peke más contenta que unas castañuelas con su vestido naranja de princesa calabaza. 

Iba por la fiesta enseñando su precioso vestido muy contenta yendo de princesa como sus amigas. El verla tan feliz me hizo sentir que no lo estamos haciendo tan mal como a veces podemos pensar.

Si ya lo digo yo que tengo unos hijos alternativos, jajajaaaaa...

Este año además en el pueblo en el que vivimos se hace una fiesta de disfraces en la que as personas que quieren pueden participar de la fiesta, disfrazándose en grupo o particular. Existe una especie de rivalidad entre dos grupos, que cada año quedan primeros y segundos. 

Parece un secreto de estado y nadie cuenta de qué va ir disfrazado para que nadie les copie la idea. Una mamá de la escuela infantil y yo, formamos parte de la Apima y nos propusimos montar entre todos los papás una comparsa, pensando que no se apuntaría nadie y al final vamos a ser 41 personas entre niños y padre. Los niños van a ir de abejas y nosotros de apicultores.

Uno de los papés tiene un remolque pequeñito en el que vamos a poner a los niños que se cansen del pasacalles o los que quieran ir dentro. Lo divertido de todo esto es que los disfraces los hacemos nosotros a mano, y entre la otra mamá y yo nos hemos encargado de ir a comprarlo todo y de hacer con pocos euritos unos disfraces de abeja bastante resultones.

¿Qúe opinais?



El misterio de los calcetines

En nuestra casa nos pasa muy menudo una cosa. Tenemos un duende que se lleva los calcetines o alguien se los come. 

Vivimos en una casa de dos plantas: las habitaciones están en el piso de arriba y la lavadora en el piso de abajo. Pues bien, resulta que en el trayecto de las habitaciones a la lavadora y vuelta, se nos pierden los pares. Estamos con un montón de calcetines sin pareja. Tengo una cesta en los que voy poniendo todos en una cestita con la esperanza de que algún día el duende nos los devuelva y podamos juntar los pares. 

Pero pasa una cosa, que cuando me canso de verlos desparejados los voy metiendo en una caja para guardar, para dárselos a alguien que pueda tener un bebé. ¿Para qué? me vais a decir, para que se los encuentre sin pareja? Pues no es esa la intención, es que el próximo o próxima que los vaya a usar, encuentre la pareja sin juntar en la caja o cajas...

Así que no sé cómo os las arregláis vosotros pero a nosotros nos pasa esto muchas más veces de las que desearía y las marionetas hechas de calcetines ya empiezan a ser demasiadas jajajaaaa.....

viernes, 21 de febrero de 2014

Cuando sale el Sol

A veces se nos nubla el día nada más empezar. Los niños lloran porque quieren dormir más o se despiertan a horas en las que no sabes ni mirar la hora que es, ni en qué mundo te encuentras.

Pero no hay nada que una sonrisa o un abrazo de tus hijos no cure. Saben cómo conquistarnos, por muy enfadados que estemos o por muy mal que se porten, siempre encuentran la manera de hacerte "débil". 

El otro día la peke estaba muy cabreada y todo le iba mal. Todo porque no había hecho siesta y el cansancio salía de su cuerpo en formas insospechadas: gritos, golpes, pataletas... Todo un sinfín de cosas que te ponen los nervios bien moviditos.

Entonces entró en una espiral sin salida. Se enfadaba con ella misma de lo cansada que estaba. La hicimos parar, porque los que empezábamos a perder la paciencia éramos su padre y yo. Le dijimos que se sentara en el escalón de la escalera para que viera lo que estaba haciendo y cuando se fue a sentar (muy, pero que muy enfadada) no calculó bien el espacio: se cayó al suelo de culo y no sobre el escalón.

En ese momento el bicho y yo nos miramos y nos partíamos de la risa, de la cara de flipada que se le había quedado cuando se vio en el suelo, en lugar del escalón jajajajaaaa. Pero nos aguantamos la risa, para que su cabreo no fuera a más. Pero de repente se levanta toda digna y dice: "¡NO TIENE GRACIA!". Fue entonces cuando no sabes si girarte hacia otro lado para no ver la cara de tu pareja y partirte de risa o lo que hicimos nosotros, reinos a tooooopeeeee contagiando con nuestras risas tanto al enano como a la peke.

Entonces fue cuando salió el Sol en casa, riendo todos un buen rato, como el final de los epidodios de los capítulos de Peppa Pig! 


miércoles, 19 de febrero de 2014

¡¡¡Castigado!!! ¿Es necesario?

Por mi corta experiencia como madre de dos pequeños, una de tres años y otro de un año, no puedo ir dando lecciones de cómo ni cuando castigar y si hacerlo o no. Pero lo que si puedo decir es que en casa no castigamos. Lo que usamos es la técnica del tiempo fuera, es decir apartar a la peke del sitio en el que ha hecho algo fuera de lugar y le decimos el porqué está ahí.

A muchos no les gustará este método, o dirán que no sirve de nada, pero creo que lo que realmente no sirve de nada es pegar, gritar o castigar sin hacer algo sin explicar el porqué. Y muchas veces sin ser firme en lo que se ha castigado. Lo que es verdad es que lo que le va bien a un niño no tiene porqué irle bien a otro, pero a nosotros nos funciona.

Tenemos que pensar en las consecuencias del castigo ya que la consecuencia nos incluye a nosotros o a nuestros planes, pues nos castigamos a nosotros mismos. Por ejemplo: pues si no te portas bien no vamos a la playa! (Cuando es nuestra manera de liberarnos de la rutina, y una manera de cansarlos). O aquellos que dicen pues aquí castigado y sin moverte, pero no le dan ninguna explicación del porqué están ahí y no cumplen con el estar.

Todo esto me viene porque el otro día estando con mis ahijados (uno de siete y el otro de cuatro años) veía que el que incitaba al desorden era el mayor, pero que lo hacía de una manera tan sutil, que se llevaban las broncas los dos pequeños, mi hija y el de cuatro. Pues mi hermana pilló al mayor literalmente por la oreja y se lo llevó fuera de la zona de juego y sin darle explicaciones le dijo gritando: aquí sin moverte! La consecuencia de eso fue un niño vacilón que se reía en la cara de mi hermana y que encima no entendía el porqué de estar fuera de juego, añadiéndole a esto que cuando él quiso volver a jugar lo hizo... Manda cojones!

También tengo que añadir a esto que he estado mirando muchas, pero que muchas páginas web y libros en los que hay opiniones muy diversas sobre lo que hay que hacer en caso de que se porten mal los niños y he ido tomando nota, como cuando íbamos al cole jejejejee, y he sacado las siguientes conclusiones:

- Castigar NO! Me explico. Un castigo sin refuerzo positivo no sirve de nada. Los castigos deben ser puntuales y la consecuencia de algo realmente que esté mal, no la técnica fácil para apartar a los niños de una mala actitud.

- Reforzar las buenas actitudes antes que castigar: Elogiar a los niños cuando tienen una buena actitud, ya que así repetirán la acción para que les gratifiquemos, con algo. Por ejemplo: como has hecho esto bien ahora podrás mirar más dibujos o podrás jugar con tu juguete favorito o si estamos en la calle te compro una chuche...

- Explicarle qué es lo que ha hecho mal: no dar por supuesto que los niños entienden el porqué de las reacciones de los adultos. Igual que nosotros actuamos de una manera al tener una mala actitud de su parte ellos no entienden nuestra reacción y muchas veces se quedan ojipláticos cuando los reñimos. Llegar del trabajo hecho polvo y encima tener que luchar con tus hijos para que hagas lo que les pides no es bueno, ni para los hijos ni para los padres.

- Ponerse de acuerdo con la pareja: no vale que uno de los dos piense que algo no se puede hacer y el otro diga yo si te dejo hacerlo. O que uno castigue y el otro levante el castigo. Tampoco vale que delante de los niños se discuta sobre las acciones que toma uno u otro. Dejarlo para cuando no estén los niños delante.

- Hablar y consesuar: Las decisiones deben ser habladas. No por ser padres tenemos la razón absoluta. A veces nos duele ver cómo nos hemos equivocado y por no querer volver atrás porque ellos son pequeños y no se enteran... Pues se enteran de todo y mucho más de lo que nos creemos. Tenemos que llegar a acuerdos con ellos y sobretodo marcando pautas. Hay tiempo para todo, para jugar, para hablar, ver la tele, hacer deberes... lo que queráis, pero cuando hay que hacer algo y se tiene que hacer si o si pues deben saber el porqué de las cosas. No es porque si, sino que es por algún motivo y ellos por muy pequeños que sean tenemos que explicarle las cosas. 

Así que cada uno haga lo que quiera en su casa, pero yo os digo lo que a nosotros nos funciona, de momento, porque a lo mejor en un tiempo cambio de estrategia. Esperemos que no! Cómo lo hacéis vosotros en casa?